Recibe toda la información sobre Endeavor, nuestros emprendedores, nuestros eventos y más.

Siguenos

¿Qué necesitan las startups para escalar?

Pese a que Ricardo Leyva nunca soñó con emprender, en el año 2011 se convirtió en Emprendedor Endeavor gracias a la buena gestión al mando de Sístole y al mérito y compromiso de sus empleados. Luego de esto halló en la red de Endeavor un gran valor debido a las lecciones que aprendió de otros emprendedores de alto impacto. Esto le ha servido, entre otras, para formar parte del programa ‘Shark Tank’, cambiando su vida profesional e impactando el ecosistema significativamente.

Para Ricardo, una de los aspectos que debemos asimilar para emprender es derribar el mito de la aplicación millonaria, porque de las ideas que analiza, un 60 % están relacionadas con una aplicación móvil, creyendo que se le va a solucionar la vida a un público cuando muchas veces, estas ya están creadas o no tienen mercado. Muchas de las soluciones que se están proponiendo ya existen, pero no se les está ofreciendo una innovación disruptiva.

La innovación disruptiva no está en las grandes compañías porque la mayoría no entendió que la innovación hoy en día está en la calle y no está basada en crear nuevos productos dentro de las empresas. Emprender e innovar están estrechamente relacionados, y eso es algo que las startups deben apropiar,  porque son estas las que reemplazarán al 40 % de las compañías existentes en menos de 15 años. Y es un hecho notorio que ni los grandes están entendiendo, ni los pequeños están aprovechando.

Los emprendedores quieren hacerlo todo

Los emprendedores, aun los que van bien, tienen el problema de creer que tienen que hacer todo en sus compañías, inclusive labores tan importantes y que solo un experto debe llevar a cabo como la contabilidad. El emprendedor tiene que dedicarse a lo que sabe y rodearse de un buen equipo que lo acompañe a conseguir las metas trazadas.

Muchas de las ideas y la mayoría de las empresas empiezan sin un plan estratégico o de mercadeo y  es por esto que,  a pesar de que empiecen a vender muy bien, en algún punto se quedan sin gasolina. Para crearlo no es necesario ser un experto; con las herramientas que ofrece internet, un poco de curiosidad y 3 o 4 días dedicados para concebirlos, basta.

Los planes de marketing se tienen que hacer desde el primer día porque son los que nos ayudan a tener una visión, una dirección y una velocidad. Esto nos ayudará a solucionar de la mejor forma la problemática que nos impulsó a emprender. La fórmula el mercadeo parte de encontrar ese norte y mantener el rumbo a través de esta metodología.

El norte de una marca
  • ¿Cuál es la creencia que nos mueve?
  • ¿Qué estamos haciendo para el mundo?
  • ¿Cuál es nuestra ventaja?
  • ¿Quiénes son mis apóstoles? Esas personas que tenemos como iconos y guías.
  • ¿Cómo me comporto?

Luego de varios ires y venires y de un constante proceso de aprendizaje, resalta que Endeavor le enseñó a encontrar sus propios mentores e invita a los emprendedores a encontrar los suyos pues no es tan complicado gracias que hay mucha gente que quiere apoyar y dar su opinión de manera constructiva.

Los emprendimientos tienen que moverse rápido porque el mundo ya está en sentido de urgencia. Finalmente, recalca la importancia de no innovar para sufrir, sino de emprender para ser felices y a no esperar a tener todo listo para despegar.

Deja un Comentario